Noticias
Loading...

RECUPERA TU FIGURA LUEGO DE CONVERTIRTE EN MADRE

Lima, Perú / KRONOS365 / 11-05-2018.- La maternidad es una etapa de cambios para toda mujer, debido a que el cuerpo se prepara para recibir a un nuevo ser y es normal que luego de dar a luz, las mujeres queden con exceso de peso. A pesar de que, es el objetivo de la mayoría de mamás, volver a recuperar el cuerpo que se tenía antes del embarazo es una elección personal que debe estar basada en cómo cada mujer se sienta consigo misma. Para algunas, es vital recuperar su peso debido al trabajo o simplemente porque quieren verse lindas nuevamente.

Por ello, se recomienda empezar con programa de entrenamiento entre los seis meses y el primer año después del parto, ya que es el mejor momento para cambiar los hábitos de alimentación si se quiere reducir medidas destacó Enrique Mosquera, Jefe de Entrenamiento Grupal y Personalizado del Club Médico Deportivo Bodytech, quien en el marco del Día de la Madre, brinda cuatro ejercicios básicos que toda mamá necesita saber para convertirse en una mamasita.

1.- Comienza con un poco de cardio. Es importante que para empezar con una rutina de cardio estés completamente recuperada, es decir consultar a tu medico si es recomendable comenzar a ejercitarte. El primer paso para conseguir la figura deseada es realizar sesiones de cardio, como caminar, a paso ligero o correr. Recuerda dedicarle unos 30 a 40 minutos al día para volver a recuperar el hábito del ejercicio.

2.- La importancia de los abdominales. Tras el parto, el abdomen es el principal musculo que necesita de muchas rutinas de ejercicio, por ello es importante ejercitarlo de la manera correcta. Colócate boca abajo y con los pies sobre las puntas, rodillas y antebrazos en el suelo, en ángulo de 90 grados, y deja el resto del cuerpo en el aire (los codos deben de estar alineados con los hombros, por debajo de éstos). Levanta una pierna mientras contraes los glúteos. Mantén 20 segundos la tensión, apoya la punta del pie, cambia de pierna. Recuerda, realizar 14 repeticiones por el mismo espacio de tiempo.

3.- Equilibrio e inclinación. Una rutina que incluya equilibrio ayuda a tonificar el cuerpo y sobre todo a recudir los posibles dolores de espalda. Comienza de pie, apoyada sobre una pierna, inclínate hacia adelante hasta contraer un poco el glúteo, levanta el brazo contrario a esa pierna hasta conseguir un ángulo de 180 grados y aguanta el equilibrio. A medida que respiras, ve bajando el eje del cuerpo, acercándote a la horizontalidad. Una vez inclinada, regresa poco a poco a la posición de inicio. Recuerda, debes emplear 10 segundos en bajar y 10 en subir. Realizar esta operación 6 veces con cada pierna, tres veces al día.

4.- La postura. Después del parto es importante educar a nuestro cuerpo para que adopte una postura correcta, ya que mantenerte erguida ayuda a recuperar el tono muscular. Esta rutina es muy simple y puedes realizarla con tu bebé, solo tienes que ponerte de pie, de preferencia delante de un espejo para corregirte, y junto con el peso del bebé que llevas en brazos, trata de hacer dos fuerzas contrarias: una, la de los pies, hacia el suelo, y otra, de cintura a hombros, tratando de crecer como si alguien te estirara. Las piernas no deben estar totalmente estiradas, lo ideal es mantenerlas un poco dobladas para no forzar la pelvis.

KRONODATO
Es importante recordar que los médicos no recomiendan hacer una dieta de adelgazamiento en las semanas posteriores al parto, ni tampoco durante los primeros seis meses de lactancia exclusiva del bebé.

Foto: difusión




Color Examples