Noticias
Loading...

SEMANA TURÍSTICA SELVA CENTRAL 2018: CHANCHAMAYO Y SUS ENCANTOS

El verdor, su insignia central, se adorna con la amabilidad de su gente y las francas sonrisas de sus mujeres y hombres que; en un lugar rodeado de naturaleza, al arrullo de sus cataratas y ríos; despiertan en las mañanas con el aroma del café fresco, se refrescan al medio día con un buen vaso de “quito quito” y se resguardan en la noche con el susurro de sus leyendas. Así es Chanchamayo, una tierra privilegiada que comparte –sin mezquindad– todos sus encantos naturales, tradiciones, gastronomía y producción. 

Lima, Perú / KRONOS365 / 14-06-2018.- Por estos días, que el invierno se asienta en Lima (y toda la costa peruana) es una buena idea salir de la ciudad. Pero… ¿A dónde ir? Opciones hay muchas, sin embargo en kronos365 compartimos una propuesta ideal para junio: la Semana Turística Selva Central 2018, que se realizará en las provincias de Satipo, Oxapampa y Chanchamayo, en la región Junín, del 21 junio al 1 de julio de este año.

Sin duda, la Semana Turística Selva Central 2018; organizada por la Cámara de Comercio y Turismo de las provincias de Satipo, Oxapampa y Chanchamayo, la Asociación de Empresarios Productores Cafetaleros Dircetur Región Junín, las provincias de la selva central y guías y agencias de viajes; es una magnifica excusa para recorrer la selva central y disfrutar de sus paisajes, gastronomía, cosmovisión, lugares turísticos y un clima cálido y agradable que merece ser disfrutado.

Como parte del PRESS TOUR de la Semana Turística Selva Central 2018  la primera parte del viaje incluyó la provincia de Chanchamayo, en la Región Junín; que forman los distritos de La Merced, San Luis, Perené, Pichanaqui, San Ramón y Vítoc.

Llegar de Lima a La Merced, ciudad capital de Chanchamayo (751 msnm), toma alrededor de 10 horas, a través de una autopista en buen estado. Lo recomendable (y usual) es viajar por la noche para provechar el trayecto en dormir y llegar a la ciudad del café a primeras horas de la mañana y recibir el día en un ambiente totalmente distinto; lleno de aire puro, gente amable y el olor a selva.

¿UNA TACITA DE CAFÉ? CLARO QUE SÍ; CAFÉ DE CHANCHAMAYO
Una de las características más importantes y orgullo de la provincia de Chanchamayo es su gran variedad y calidad de café, reconocido mundialmente, y que se puede disfrutar en todo lugar, desde las meriendas del campo, las casas, los puestos de comida en los mercados, esquinas, restaurantes y centros de esparcimiento.

El café llega al Perú, a través de inmigrantes franceses, a principios del siglo XVIII, pero llega a Chanchamayo a fines del siglo XIX. Sin embargo, no es hasta la década de 1930, en el siglo pasado, que la provincia de Chanchamayo se consolida como una zona cafetalera con granos de una calidad homogénea.

El sello inconfundible de “CAFÉ DE CHANCHAMAYO” es ya un par asociado de lo natural y saludable; pues siempre, es el momento ideal para una buena tacita de café; y si es en Chanchamayo; mucho mejor.

CATARATA LA ENCANTADA
Las cataratas son el resultado de accidentes naturales de caídas de agua (de distinta altura) de un curso fluvial donde, por causa de un fuerte desnivel, el agua cae –verticalmente– por efecto de la gravedad y se consideran uno de los fenómenos más bellos de la naturaleza; así que un buen objetivo de viaje en Chanchamayo es la catarata La Encantada, ubicada al Sur de La Merced, en el distrito de San Ramón.

Para llegar a La Encantada se debe viajar unos 20 minutos (en auto o bus) desde la ciudad de San Ramón y luego de un sendero de bellos paisajes (caminata aproximada de 5 o 10 minutos, dependiendo del paso). Por el trecho de camino, antes de llegar a la catarata, se encuentra el “árbol de la suerte” o “mata palo”, planta parásito llamada así por su parecido a una enredadera que envuelve a un árbol huésped y se alimenta de su preciada savia. Todo un espectáculo a la vista.

La Encantada se encuentra en el anexo 14, del distrito de San Ramón, provincia de Chanchamayo y su administradora, Delma Sánchez, asegura que ésta es medicinal, ya que el golpe de agua fría y natural combate el stress, los nervios y otras enfermedades comunes. “El nombre de La Encantada proviene de una leyenda –explica Sánchez– la cual cuenta que la catarata se formó por las lágrimas de desamor de una mujer nativa, quien al llorar desconsolada crea esta bella caída de agua. Es más, muchos locales y turistas afirman haberla visto en las noches de luna llena con una extensa cabellera y un cálido semblante. No es nada maligno, muy por el contrario, es muy tranquilizadora”.

Y, todo lo que dice Delma parece ser cierto, pues al llegar a La Encantada una brisa fresca y suave esparce una tranquilidad que relaja y nos conecta con la naturaleza. La caída, de unos seis metros de altura, crea un fotograma grabado en la memoria; mientras que el aroma a tierra mojada que inunda el aire y las minúsculas gotas de agua que pululan en el entorno son, junto a la banda sonora de la catarata, una especie de transportador especial que traslada –en un parpadeo– a un mundo paralelo.

LAGUNA DON BOSCO
Otro punto de visita importante es la Laguna Don Bosco, ubicada en el distrito de Vitoc (cuyo nombre proviene de la palabra quechua “Witoco”, que significa “rio que lleva grandes riquezas”), en la provincia de Chanchamayo, región Junín.  

Para llegar a la laguna Don Bosco, desde San Ramón, se toma un tiempo de 30 minutos (en auto), pues está a 12 km de distancia. Al llegar, nos recibe el alcalde de Vitoc Manuel Martel Macassi, quien con franca emoción invita a todo el Perú y el mundo a visitar su distrito: “Vitoc, los espera esta Semana turística de la selva central 2018 que va del 21 de junio al 01 de julio. Aquí podrán; no solo probar nuestras famosas especies lacustres: paiche, con ejemplares de 20 a 30 kg; el paco, de 5 a 6 kg y la tilapia; si no también pescarlas. Visitar la laguna Don Bosco es una aventura natural que les va a encantar”.

Aquí, el turismo vivencial se disfruta de un modo particular, pues los turistas ingresan a la laguna y junto a los pobladores locales extienden las redes y pescan los preciados peces. Una experiencia inolvidable. Pues luego de la pesca, se puede beneficiar lo cosechado en la laguna y freir o cocinar lo obtenido.  Y para asentar un buen plato de pescado local, un frapuchino de café de Vitoc o una buen vaso de refresco de “quito quito” o naranjillo, son –a  no dudarlo– un placer para el paladar.

BIO FRESH: HELADOS NATURALES
Las caminatas y paseos en el cálido clima de todos los distritos de Chanchamayo abren el apetito por un buen helado. La imagen se forma en la mente y el deseo psicológico específico de uno se vuelven una necesidad que debe satisfacerse. Entonces, si estás en La Merced,  existe un lugar parecido al paraíso de los helados: Bio Fresh.

Aquí, puedes probar delicias de helados de pulpa de fruta orgánica y conocer a sus anfitriones: Lenin Guevara y Gloria Durand, quienes desde el año 2010 alimentan el niño o niña “heladero por naturaleza” que todos llevamos dentro. Por estos días, con la fiebre del mundial Rusia 2018, presenta los helados de la selección nacional de fútbol como; “Guerrero luchador”, “Foca Furioso”, “Oreja Connor” y “Cuevita Atómica”, ideales para saborear y festejar los goles y triunfos de la selección en este mundial.

COMUNIDAD ASHANINKA PAMPA MICHI
Otro punto ideal para visitar en La Merced, es la Comunidad Ashaninka Pampa Michi, grupo que ha encontrado en el turismo su principal sustento. El jefe de la comunidad  Fredy Miguel Ucayali Sánchez, es quien siempre da la bienvenida, primero en su lengua nativa y luego en castellano: “Agradecemos su visita y a través de ella les mostramos un poco de nuestras  costumbres, nuestra cosmovisión y nuestra forma de vida. En nosotros siempre tendrán a los hermanos de la naturaleza y guardianes de la vida Ashaninka ancestral”, explica.

Entonces suenan los tambores e inician los cantos que llaman a la danza festiva. Al inicio, solo la realizan los miembros de la comunidad; luego, se enciende la fogata y los ashaninkas invitan a los turistas a bailar, también a vestir como ellos y usar sus pintas de festejo. Así, la música y la danza se convierten en ejes integradores que generan un espacio único y compartido, como la tierra que habitamos y que todos –sin excepción, debemos cuidar y proteger– mientras la fogata y el fuego diluyen las diferencias.  

El recuerdo de esta visita se queda en la memoria, pero también puede convertirse en algo tangible con las sonrisas registradas en los “selfies” y la variada artesanía, 100% ecológica y elaborada con semillas y plumas que los ashaninkas recogen en la montaña.

CATARATA BOCA DE TIGRE
Un lugar no muy conocido; pero de visita obligada en Chanchamayo es la catarata Boca de Tigre, ubicada en el distrito de Perené, en la cuenca del Toterani, a 30 minutos (en auto) de La Merced; primero, por una carretera asfaltada en la que se aprecia la agreste geografía, llena de árboles y ramas colgadas del acantilado y un cañón impresionante llamado "Boca de Tigre"; luego, 10 minutos de subida por una trocha –en buen estado– que nos permiten llegar al mirador Toterani, desde donde se puede apreciar un paisaje conmovedor y de ensueño –digno de una película fantástica–. Aquí los sentidos se estimulan por los colores y aromas de la selva que logran conjugar una fantasía que activa un “déjà vu” inexplicable.

 

Boca de Tigre empezó a conocerse en 2008, cuando se hizo la primera transmisión en vivo de sus paisajes por Canal N. Sin embargo, aún se ha explorado poco de esta belleza natural, cuya caída de agua tiene un aproximado de 100 metros que genera un arco iris permanente, casi eterno que aparece, cada día, con los primeros rayos del sol y solo desaparece cuando el velo de la noche fabrica el sueño de la naturaleza con el arrullo de la catarata.

PASEO EN “PEQUE PEQUE”  Y ALMUERZO EN EL RESTAURANTE BOCA DE TIGRE
Luego que los sentidos se regocijaran con la catarata Boca de Tigre, llega la hora de un apacible paseo en “peque peque”: durante 15 minutos, sobre la embarcación se puede apreciar la naturaleza de la selva en toda su dimensión, mientras los niños locales disfrutan de bañarse en el rio Perené. En el trayecto se pueden observar piedras en forma de animales, como la tortuga, la anaconda, el camaleón, el cocodrilo y en lo alto del cerro: la cabeza de un gorila.

Nuestro guía explica que todos ellos provienen de una leyenda: “A los pies del rio Perené vivía un padre con sus dos hijas. En eso, una de ellas se embarazó y como no sabía qué hacer, el padre ‘hizo una magia’ y petrificó a sus hijas y junto con ellas a algunos animales que ingresaban o salían del rio”.

Entonces ya es hora de reponer energías; y nada es mejor que un lugar ecológico para comer y beber: El restaurante Boca de Tigre, construido al margen del rio Perené. La lista de platos es 100% local y, contagiados por la fiebre del mundial Rusia 2018, presenta sus “platos mundialistas”: Tiradito de paiche a lo Guerrero, Chicharrón de Paiche a lo Orejita Flores y Jalea furiosa a lo “foquita” Farfán.

UN REFUGIO PARA “PEPELUCHO, EL MACHETERO”
Cerca de La Merced también podemos encontrar un refugio particular: “El reino del machetero”, creado para un tipo de roedor especial y el más grande de esta especie: el pacarana o “machetero”, cuyo insigne representante es “Pepelucho”, un pacarana de aspecto robusto, cabeza grande y carácter apacible (claro, una vez domesticado). Allí, la persona encargada nos cuenta: “El pacarana está en peligro, originalmente se alimenta de hojas, raíces y brotes, flores y frutos, pero, con la expansión de las áreas de cultivo; los agricultores los matan debido a que, como todo roedor; ingresa a los campos, se comen las frutas y cultivos y generan perjuicios económicos. Pero aquí los cuidamos y cuando se reproducen, devolvemos las crías a su hábitat natural”.

Mientras tanto, “Pepelucho” disfruta de una vida confortable, come con explícita gracia las frutas que los turistas le proveen, se pone sus gafas oscuras y participa, de buen ánimo, en todos los “selfies” que le solicitan.

HIGHLAND COFFEE
Para finalizar la visita a Chanchamayo es “obligatorio” ir a una de las plantas productoras de café, cacao, y otros productos de la zona más conocidas de La Merced, Chanchamayo: Highland Coffee. Al llegar, su anfitrión, José Jorge Duran nos muestra todo el proceso de producción del café de la selva central y también la oferta exportable de todos sus productos orgánicos al mercado exterior. 

Esta planta trabaja con más de 16 asociaciones  de productores y agrupa a 1740 agricultores inscritos y certificados en el Programa de Certificación Orgánica para el Mercado del Comercio Justo; y exporta 46 variedades de productos como café, cacao, chips de plátano, jugos, mermeladas, frutas confitadas y deshidratadas, y licores exóticos hacía la Unión Europea, Norte Norteamericano, Asia y los Países Árabes. Y esos mismos productos, que llegan a los mercados más exigentes pueden adquirirse a precios justos y convertirse en una extensión del viaje o un preciado presente para amigos y familiares.

Y la siguiente parada… Oxapampa…

KRONODATOS
La Provincia de Chanchamayo tiene un clima tropical, es decir; cálido, húmedo y lluvioso. La temperatura media anual a nivel de toda la Provincia es de 23 grados centígrados y llega al máximo de 30°C; por el mes de junio el promedio oscila entre 22 y 27° C  La altitud de la provincia varía desde los 500 a 1,930 msnm. Por ello se recomienda llevar prendas holgadas de verano. Sin embargo, es importante saber que los mosquitos y zancudos pueden ser una molestia, ciertamente prevenible, con alguna crema o loción. Para las caminatas tours y paseos es imprescindible calzado adecuado (zapatillas o zapatos de trekking). Además, las lluvias –momentáneas– e impredecibles conminan a llevar algún paraguas, poncho para lluvia y abrigo.

Fotos: Marta Cruzado / KRONOS365




Color Examples