Noticias
Loading...

SUNEDU DENIEGA LICENCIA INSTITUCIONAL A LA UNIVERSIDAD PERUANA DE INTEGRACIÓN GLOBAL

Lima, Perú / KRONOS365 / 30-10-2018.- La Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (SUNEDU) denegó la licencia institucional a la Universidad Peruana de Integración Global (UPIG) debido a que esta no cumple con las Condiciones Básicas de Calidad (CBC) exigidas por la Ley Universitaria. La UPIG no fue capaz de demostrar cumplimiento en ninguna de las CBC que fueron evaluadas, pese a haber presentado dos planes de adecuación y haber contado, en total, con 15 meses para subsanar las observaciones realizadas por la SUNEDU.

Las deficiencias encontradas en la UPIG no permiten asegurar un servicio educativo de calidad a sus estudiantes. Se trata de una institución que carece de una adecuada provisión de docentes e infraestructura, y no tiene capacidad de diseñar procesos de mejora continua, de gestión académica y de investigación.

Entre estas deficiencias cabe señalar:
1.- No cuenta con mecanismos de apoyo a la inserción laboral. La UPIG no ha demostrado una adecuada gestión institucional que facilite a sus estudiantes y egresados acceder a prácticas profesionales.

2.- Ninguno de los dos locales declarados por la UPIG cuenta con planes y reglamentos de seguridad, lo que pone en riesgo la seguridad y salud de los distintos miembros de la comunidad universitaria. Asimismo, su local de Pachacamac no está inscrito en la Superintendencia Nacional de los Registros Públicos (SUNARP).

3.- Además, durante el proceso de licenciamiento se detectó un tercer local que no fue declarado ante la SUNEDU y no contaba con autorización para funcionar. En dicho establecimiento —sobre el cual la universidad no tiene ningún tipo de derecho real— funcionaban dos laboratorios.

4.- La UPIG no ha demostrado contar con laboratorios apropiadamente equipados y adecuados para las carreras que ofrece.

5.- La universidad presenta deficiencias para el desarrollo de la investigación: su órgano de investigación no cuenta con personal a cargo idóneo, no cuenta con repositorio institucional propio de trabajos de investigación y no está registrado en Alicia (colección digital de CONCYTEC) ni tiene información pública actualizada sobre sus proyectos de investigación.

6.- No respeta sus propios procedimientos y normativas vinculadas a la selección docente. Además, cuenta con docentes que no cumplen con los mínimos requeridos por la Ley Universitaria.

7.- La universidad reconoció la deficiencia de sus propios sistemas de gestión e información. Si bien estableció un plan para cambiarlos, hasta la fecha esto no se ha concretado.

8.- No se ha evidenciado continuidad en el servicio de seguridad y vigilancia en sus locales. Además, uno de ellos posee un tópico de salud sin personal idóneo a cargo.

9.- Los servicios deportivos brindados en sus dos locales no alcanzan los mínimos exigidos por la Ley Universitaria. Asimismo, no hay información pública sobre el desarrollo de las actividades vinculadas a los servicios complementarios.

Es importante señalar que, a pesar de todas las irregularidades y falencias detectadas por la SUNEDU durante el proceso de licenciamiento, la UPIG tenía la pretensión de duplicar su oferta académica con dos nuevas carreras de Ciencias de la Salud y una Maestría en Gerencia de la Construcción. Esto, pese a que a la fecha no cuenta con el número de docentes calificados requeridos para atender su demanda de pregrado.

Como consecuencia de la denegatoria de licencia institucional, la universidad deberá iniciar un proceso progresivo de cese de actividades, con un plazo máximo de dos años. De manera inmediata, la UPIG queda impedida de convocar nuevos procesos de admisión y matricular nuevos alumnos. Asimismo, deberá ofrecer a sus estudiantes alternativas para que puedan continuar sus estudios en otras casas de estudio. Es importante recalcar que en ningún caso la universidad podrá interrumpir el servicio educativo de manera intempestiva, y que los grados y títulos seguirán teniendo validez.

Asimismo, Benavides recordó que el proceso de licenciamiento a las universidades peruanas continuará hasta el 2019. “Quiero pedir calma al conjunto de universidades que están en proceso de licenciamiento. La mayor parte de las universidades peruanas se va a licenciar, pues están comprometidas con este cambio y con la calidad”, precisó.

OPCIONES PARA EL ALUMNADO
Tras la denegación del licenciamiento, la universidad deberá iniciar un proceso gradual de cese de actividades en un plazo que no podrá ser mayor a dos años.

Durante este tiempo, los alumnos y alumnas de UPIG tendrán las siguientes opciones:
a) Culminar sus estudios en dicha universidad durante el plazo establecido por la UPIG para el cese de actividades (que, como se indicó, no podrá exceder los dos años).

b) Optar por trasladarse a universidades licenciadas que celebren convenios con la UPIG, si es que  no desean o no pueden culminar sus estudios antes del plazo de cierre de la universidad. En estos casos, la universidad receptora podrá admitir a los estudiantes mediante exámenes de suficiencia, convalidaciones de cursos, entre otras modalidades.

c) Hacer un traslado a otra universidad o institución educativa, independientemente de los convenios establecidos por la UPIG para la reubicación del alumnado.

KRONODATO
La SUNEDU supervisará a la universidad durante todo el proceso de cese de actividades, y brindará a los estudiantes toda la información necesaria para que tomen la mejor decisión acerca de cómo continuar sus estudios. “Estamos tratando de darles una nueva oportunidad en un sistema universitario de mejor calidad. Vigilaremos que la universidad cumpla con los requerimientos planteados por la SUNEDU y sus alumnos puedan ser reubicados”, resaltó el superintendente Martín Benavides Abanto.

Foto: Difusión




Color Examples