Noticias
Loading...

SER LÍDER-COACH POTENCIA SU DESEMPEÑO LABORAL Y EMPLEABILIDAD

65% de egresados del Curso Competencias del Líder Coach de la PUCP son mujeres.

Lima, Perú / KRONOS365 / 28-07-2017.- El liderazgo es una de las competencias que impulsan a un profesional a incrementar su empleabilidad, por eso es clave desarrollar esta habilidad tan valorada por las empresas. Al respecto, John Taipe, docente del Curso de Especialización en Competencias del Líder Coach en las Organizaciones de la Pontificia Universidad Católica del Perú - PUCP, sostiene que “formarse como Líder-Coach propicia que el participante tome conciencia del profesional que está siendo, revise su capacidad de hacerse cargo de sus oportunidades de aprendizaje y evalúe su capacidad de acción efectiva”.

En ese sentido, un Líder-Coach desarrolla su capacidad de autoliderazgo que le permite centrar su accionar en los aspectos de una situación sobre los cuales puede influir, es decir, ampliar su capacidad de acción efectiva, según explica John Taipe. “Un Líder-Coach se enfoca básicamente en su accionar y en identificar, según su contexto particular, qué condiciones necesita crear para potenciar su desempeño laboral, orientar su comunicación para generar acciones efectivas, aprender a influir en sus emociones para incrementar su capacidad de acción efectiva y construir relaciones basadas en la confianza”, precisa.

Dentro de una organización, el Líder Coach reconoce e interviene en la dimensión humana, estando al servicio de las personas para el logro de los resultados y promoviendo genuinamente el desarrollo pleno de sus potencialidades para mejorar su desempeño a nivel individual y en equipo, expone Taipe. Por eso, para incorporar este enfoque del Líder Coach no bastan las competencias técnicas, se necesitan de otras habilidades que son intrínsecas a cada persona, tales como:

  • Autoliderazgo, para hacerse cargo del aprendizaje, las decisiones y potenciar el desempeño laboral.
  • Comunicación Efectiva, para generar acciones orientadas al resultado, negociar diferencias y coordinar acciones a través de compromisos mutuos.
  • Inteligencia Emocional, para tomar consciencia de la emocionalidad del equipo, entenderlo y aprender cómo influir en éste para aumentar su capacidad de acción efectiva.
  • Construcción de Equipos de Alto Rendimiento, para establecer relaciones basadas en el respeto mutuo, la confianza y la colaboración con el fin de obtener mejores resultados.

Por eso, no resulta extraño que, cada vez, hay mayor interés de profesionales de diversas carreras, géneros y edades, en formarse como Líder-Coach. “En el Curso de Especialización en Competencias del Líder Coach en las Organizaciones de la PUCP, el 65% de participantes egresadas son mujeres y 35% son hombres” revela John Taipe. Asimismo, 60% pertenecen a la generación X, 31% son millennials y 9% son babyboomers; y más de la mitad provienen de carreras de ingenierías, administración, psicología y educación.

Respecto al momento ideal para optar por esta especialización, John Taipe concluye que más que una edad, “resulta más relevante prestar atención en crear las condiciones que permitan seguir un proceso de formación efectivo: responsabilidad, compromiso y coherencia en el actuar con la decisión de formarse como Líder-Coach”.

KRONODATO
Para mayor información, el próximo 31 de agosto se iniciará la V edición del Curso de Especialización en Competencias del Líder Coach en las Organizaciones de la PUCP. Informes: 6262000 anexos 5777 ó 5777, E-mails: mayllon@pucp.edu.pe amgutier@pucp.edu.pe o visitar la web: http://bit.ly/1RWQok8 o en Facebook: https://es-la.facebook.com/CoachingProfesionalPUCP/

Foto: difusión




Color Examples