Noticias
Loading...

"EN LA INDUSTRIA DEL CALZADO, DEBEMOS RECORDAR QUE TODOS PODEMOS SUMAR"

La industria del calzado nacional atraviesa por un momento difícil. La dura competencia (en producción de bajo costo) con China, el crecimiento de las importaciones de Vietnam e Indonesia y el asomo del otro gigante mundial: India, la enfrentan con ventaja. Por ello, en Kronos365 conversamos con Ricardo Espinoza, organizador y gerente general de la Feria Expo Detalles, vinculado al sector calzado por más de 15 años, nos ayuda a ver el panorama con mayor amplitud.

Lima, Perú / KRONOS365 / 10-08-2017.- De acuerdo con el Ministerio de la producción, en 2016 la producción de calzado nacional bordeó los 300 millones de dólares (cifra que incluye la venta local y de exportación); sin embargo, solo las importaciones sumaron 370 millones.

“Eso es cierto. Pero aun así, los ‘fabricantes, productores, artesanos y/o manufactureros’ de calzado peruano; debilitados por la falta de asistencia del Gobierno, la informalidad; la escases de cuero nacional; e incluso Fenómeno de El Niño, que afectó su principal zona productora: El Porvenir en Trujillo; se enfrentan la situación con determinación”, comenta Espinoza.

COMPETENCIA “POR LO BARATO”
Del total de importaciones, China representa el 54%, y marca la tendencia del mercado en el consumo masivo, le siguen Vietnam (19%), Brasil (10%), Indonesia 7%; y, en 2016 India participó con el 2% (aunque proyecta crecer en 15% este año). Sabiendo esto… ¿Cuál es la realidad de la industria del calzado?

“Complicada. El fabricante peruano es muy hábil y eso hay que potenciarlo. Pero, por ejemplo, en el distrito de El Porvenir, en Trujillo; un lugar duramente golpeado por el fenómeno de El Niño; hay talleres muy pequeños, familiares y multifamiliares, que producen y venden calzado con muy buena calidad de manufactura; pero que –por la competencia con China– están ‘obligados’ a comprar materiales de baja calidad, para competir en cuanto a precios. Es por ello que algunas personas argumentan que el calzado es malo. No es así; es un tema de costos de producción que deben considerar y eso los arrastra hacia un escenario difícil; porque el fabricante también es emprendedor y empresario”.

¿CÓMO ENFRENTAR ESTA COMPETENCIA?
“Nosotros consideramos que una factor importante y decisivo es la tecnología, es decir la transferencia tecnológica para la industria. Pero no solo se trata de eso; hay que brindarle información relevante, nuevos conocimientos sobre fabricación y manufactura, tendencias de moda, nuevos materiales e insumos, crecimiento del mercado, metodología, inteligencia. Nosotros hacemos eso mediante eventos como Expo Detalles, y los otros que organizamos en el interior del país; a través de las charlas, exposiciones de cada marca, los encuentros de negocio que esta plataforma brinda. Otro aspecto fundamental es la adquisición de la maquinaria que la industria necesita; como armadoras de punta o armadoras de talón, cuya inversión es un tanto elevada pues supera a los 90 o 100 mil dólares y eso no está al alcance de todos. Y por eso buscamos incorporar el tema de la asociación como un aporte de nuestra propuesta.

SITUACIÓN REGIONAL
Respecto a la región, el Perú recupera su posición y su industria del calzado; regresa al cuarto lugar en Sur América y busca competir por el tercero con Colombia, detrás de Brasil, Argentina. Esto tras haber llegado a ocupar la sexta posición y, hoy, nuestro mercado de exportación está conformado por Chile, EEUU, Colombia, Ecuador, Bolivia y México.

“El caso de Chile, como mercado es muy interesante y a la vez frustrante. Nosotros intentamos hacer una misión comercial a Chile porque no tiene industria de calzado y, por lo general, consume calzado importado; pero, cuando realizamos los trámites correspondientes ante la agregaduría comercial, nos solicitaron las certificaciones correspondientes de procesos, productos y manufactura. Y lo cierto es que aún nos falta mejorar ese aspecto, pues la mayor parte de la industria al ser informal y no está certificada. Pero, como el mercado es muy atractivo y representa ventas, lo que sucede es que ingresamos calzado peruano a Chile ‘por debajo del puente’ y por la ruta de Bolivia; pero –otra vez– eso genera economía de susbistencia para el sector y no una que sea sustentable, fuerte y solvente".

BRASIL: ALIADO REGIONAL
Un caso particular en la industria del calzado peruano es nuestra relación con Brasil, país que considera el mercado peruano como uno estratégico y nos provee de cueros sintéticos, plantillas, productos químicos, herrajes, textiles y materia prima y que, el año pasado, reportó transacciones comerciales por más de US$ 5.2 millones y para 2017, se proyecta un crecimiento del 4.12%.

“Nosotros obtenemos mucho apoyo de Assintecal (Associação Brasileira de Empresas de Componentes para Couro, Calçados e Artefatos) de Brasil. Nos apoyan mucho con el tema de tendencias y moda y transferencia tecnología, pues la institución brasileña sabe que la capacidad y calidad de manufactura peruana es muy buena y puede convertirse en su mejor socio comercial. Muestra de ello es que una importante delegación; conformada por siete empresas: Boxflex/Pollibox, Elastosul, LRB, TL distribuidora, Zahonero, Liko y Maquetec presentaron sus nuevas creaciones para la industria del calzado con la muestra de plantillas, contrafuertes, punteras, tejidos, herrajes, productos textiles y componentes para calzado y marroquinería, en la feria Expo Detalles Perú 2017”.

FALTA APOYO
En nuestro país, la institución encargada del desarrollo del sector calzado es CITECCAL, Centro de Innovación Tecnológica del Cuero, Calzado e Industrias Conexas, entidad técnica especializada del Ministerio de la Producción; cuyo objetivo es promover el desarrollo industrial y la innovación tecnológica de la cadena productiva del cuero, calzado e industrias conexas. Sin embargo no ha logrado –a pesar de sus esfuerzos– consolidar la industria en general, aunque sí ha aportado al desarrollo e innovación de un pequeño sector de manufactura de alta calidad.

“En la industria del calzado, debemos recordar que todos podemos sumar. No se trata de pedir apoyo para el sector calzado porque somos incapaces o no podemos desarrollar la industria; el tema es el contexto global de competencia. Por ejemplo, en el caso de eventos como Expo Detalles, que nosotros organizamos; ferias similares en Brasil, Colombia o Ecuador, las financia el Estado; pero aquí, cada empresario tiene que aportar ‘de su bolsillo’ para que la feria pueda realizarse.  Sin embargo, a pesar de ello, el evento crece año a año y esta vez hemos logrado convocar a más de 4 mil fabricantes de calzado de la micro, pequeña, mediana y gran industria del calzado que –en esta vitrina y espacio de encuentro– ven las y aprenden de las nuevas tendencias, conocen y se relacionan con nuevos proveedores y salen de la feria con nuevos bríos y la intención de seguir trabajando por el Perú", concluye con firmeza, Ricardo Espinoza.

Fotografía: Mayra Del Mar Morales 




Color Examples